mini matriculas personalizadas

A partir del 2013 en España se flexibilizó la personalización de las matrículas de los coches. Aunque, nada que ver con las que vemos en el cine, con sus distintivos y coloridos dibujos. Ya se puede personalizar matricula, pero bajo ciertos lineamientos y sin exagerar demasiado.

¿Cómo puedo personalizar mi matrícula en España?

La gran mayoría de matrículas en el país cumplen con la normativa del año 2000. Tienen un distintivo de la Unión Europea que es una banda azul con la ‘E’ de España. Seguida de cuatro números y tres consonantes en negro.

La Dirección General de Tráfico (DGT, por sus siglas) asegura que la forma y el dibujo del fondo en la matrícula debe estar homologado y autorizado. Personalizar una matrícula incluye tener pequeños dibujos y decoraciones en el fondo.

El material para fabricar la matrícula puede ser aluminio o metacrilato. El aluminio es el más común. La forma puede variar, según el criterio de la persona, entre dos formar, hexagonal u octagonal.

Pero, recuerda, manipular la placa de matrícula puede acarrear multas de 6.000€ y seis puntos del carnet de conducir. Esto, según la DGT. Así que personalizar una matrícula no es algo de “Hágalo usted mismo”.

¿Para qué sirven las matrículas del automóvil?

matriculas personalizadas pequeñas

La matrícula, también llamada patente, de un vehículo tiene la función de identificar e individualizar el coche respecto a los demás. Esto ocurre en una combinación de caracteres alfabéticos o numéricos. El material suele ser metal, plástico o adhesivo.

En la mayoría de los países del mundo, se ponen dos matrículas. Una va en la parte frontal y otra en la parte trasera. Pero, hay sitios donde solo se exige en la parte trasera.

El procedimiento para asignarlas, es directamente con las autoridades de tráfico o tránsito. En esa oficina se asignan las letras y números a los vehículos. Eso ocurre en el momento de la compra, antes de que circule por las calles. Así que, desde el inicio, no puedes personalizar tu matrícula. 

La combinación de letras y números es de cada vehículo, por lo que puede ser identificado por su matrícula. La nomenclatura y designación se repiten, pero no dentro del mismo periodo de vigencia.

Para esto existen dos sistemas, uno donde las placas las fabrican y entregan las autoridades. Otro donde las autoridades asignan la matrícula al vehículo y los dueños las compran en lugares autorizados. España tiene el segundo sistema, por el que no puedes personalizar tu matrícula como desees.

Existen ciertos países con matrículas provisionales. Es decir, se ponen mientras se tramita la matriculación.

La historia de las matrículas en España

Matrículas en España antes del 2000

Las matrículas automovilísticas españolas se comenzaron a usar en 1900.​ Desde entonces son blancas con los números negros. A lo largo de los años, se usaron tres sistemas diferentes: el primero fue el provincial numérico, el segundo el provincial alfanumérico y el actual, el alfanumérico nacional.

Sistema provincial numérico

El sistema provincial numérico lo instauraron el 31 de octubre de 1900. Incluía en primer lugar una, dos o tres letras al principio para cada provincia. Las cifras numéricas eran hasta seis números.

Cuando las iniciales de los nombres de cada provincia presentaban un parecido con otras, se usaba una sola letra con la provincia de mayor población. Dos letras para la menor. Ejemplo, B Barcelona, BA Badajoz.

En caso de que la capital fuera heterónima respecto a la provincia, se usaban las siglas de la capital. Ejemplo: BI de Bilbao en lugar de Vizcaya.

El sistema terminó cuando la matriculación de Madrid se acercó al último número, que era M-999999. Llegaron a la matrícula M-960985, el 6 de octubre de 1971. El vehículo con esa matrícula fue un Renault 8. En aquella época sí que no se podía personalizar la matrícula.

Sistema provincial alfanumérico

El 7 de octubre de 1971 se reinició la numeración,​ añadiéndose una letra. Excluyeron la Ñ, Q y R para no confundirse. Redujeron las cifras a cuatro, XX-0000-A, hasta llegar a la Z. Luego, añadieron también una segunda letra, XX-0000-AA. Cuando llegaron hasta M-6814-ZX7, pasaron al último sistema.

En los últimos años de vigencia de este sistema, la Dirección General de Tráfico permitió la normalización lingüística con las lenguas cooficiales del Estado. Ejemplo: OR Orense como OU Ourense.

Sistema nacional

A partir del 18 de septiembre de 2000 entró en vigor un nuevo sistema. Las matrículas constan de cuatro dígitos y tres letras consonantes, sin las cinco vocales y las letras Ñ y Q. La R se agregó, que se había retirado porque se usaba para remolques.

Con este sistema se eliminó la referencia a la provincia donde se matriculó el vehículo. A partir de entonces, se adjudicó a un sistema nacional en toda España.  Eliminó dificultades como circular fuera de territorio vasco usando matrículas de provincias vascas. Era objeto de discriminación por terrorismo de ETA.

Ya no se dificultaba la venta segunda mano, en una provincia diferente donde la matricularon. El vehículo mantiene la matrícula hasta que es desguazado. No se le vuelve a asignar a otro vehículo, otro motivo por el que no es posible personalizar una matrícula.

En caso de que el vehículo sea histórico y tenga una placa del nuevo sistema, tiene antes de los números una letra H en la placa.

matriculas personalizadas decorativas

Los vehículos con motor de menos de 50 cc tienen el mismo tipo de matrícula, pero al principio tienen una C y cambian el tipo de placa. La ponen más pequeña y rectangular, en vertical y de color amarillo.

En el caso de los tractores agrícolas y otros vehículos considerados como especiales, llevan caracteres en rojo y la letra E con el resto de la numeración del normal.

Los semirremolques de camión y remolques con más de 750 kg de MMA, tienen fondo rojo y empiezan por una R, con 4 números y tres consonantes, en negro, como las placas normales.

En el caso de los autobuses y taxis tienen una placa adicional a la normal, con las letras SP, que significan servicio público. Los coches antiguos e históricos que deseen respetar el estilo clásico, deben llevar la inscripción VH, abreviando “Vehículo histórico”.

Todas las placas desde el 2000 tienen una banda azul europea, por eso se pueden ver matrículas manteniendo los números y letras originales.

Ahora ¿Ya entiendes por qué no puedes personalizar una matrícula como deseas?

Desde Escape y Bujía esperamos haberte sido de ayuda con este artículo, y que si te ha gustado no dudes en compartirlo en tus redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here