Cristales atérmicos: cómo funcionan

¿Te ha pasado que vas conduciendo y de pronto el calor es insoportable o la luz del sol no te deja seguir? Resulta que la tecnología llegó nuevamente para sorprendernos y blindarnos de avances en materia de automóviles. En esta ocasión te invitamos a leer con nosotros en Escape y Bujía qué son y cómo funcionan los cristales atérmicos.

La mayoría de los conductores tienen consigo un parasol que se coloca en el parabrisas mientras el coche está estacionado para evitar que se recaliente. Sobre todo en verano, son especialmente útiles. Pero, ¿conoces o has oído hablar de las lunas o parasoles atérmicos?

Estos son accesorios que no son muy conocidos realmente, pero que podrían ayudar a los dueños de coches de una forma magistral.

Qué son los cristales atérmicos

Qué son los cristales atérmicos

¿Recuerdas las bandas negras que se colocaban en la luna delantera para evitar que te diera el sol mientras conduces? Esta era una de las formas más comunes de prevenir el reflejo de la luz solar en el parabrisas que evitan el encandilamiento del conductor y su copiloto. Asimismo, esa banda tenía la capacidad de recibir el calor y concentrarlo para evitar que el habitáculo del coche se sobrecalentara.

Sin embargo,  ya no la necesitas más. La tecnología ha evolucionado de tal forma que muchas son las marcas que han incorporado gadgets para regular la temperatura interior del automóvil de forma automática. Una de estas novedades son precisamente los cristales atérmicos.

Esta innovación no es tan reciente como podríamos pensar. Lleva ya varios años testeándose en el mercado, pero hasta ahora empieza a ser incorporada de forma masiva en la fabricación de vehículos.

Los cristales en apariencia son iguales a cualquier otro parabrisas. Sin embargo, se diferencian en su composición interior.

Los cristales atérmicos contienen entre la lámina interior y exterior del vidrio una lámina de óxidos metálicos. Dicha parte del cristal funciona absorbiendo la radiación infrarroja del sol que es invisible y la ultravioleta.

Después de esto distribuye esta energía calórica de manera regular. De esta forma, la temperatura no se concentra en un mismo punto y se evita que se caliente demasiado el lugar que ocupan los tripulantes. Aunque nos encontremos expuestos al sol por un largo rato, los cristales atérmicos evitarán que sintamos el calor demasiado alto.

Precisamente se llaman atérmicos porque no desprenden ni absorben calor

La importancia de la presencia de estos accesorios reside en evitar la penetración de los rayos solares en la cámara principal del coche, lo que previene accidentes y nos provee de comodidad.

¿Cómo puedo reconocer si tengo cristales atérmicos?

¿Cómo funcionan los cristales atérmicos y que ventajas proporcionan?

Como podrás haber intuido, si los cristales atérmicos tienen la misma apariencia que un cristal normal, es difícil discernir cuál tiene la propiedad de regular la climatización del vehículo y cuál no. Además, los fabricantes de coches los suelen poner de forma seriada en sus modelos, así que puedes estar en presencia de un parabrisas atérmico y no haberte dado cuenta.

¡Ojo! Que también puedes decidir mandarlo a instalar por tu propia cuenta si es que no tienes uno.

Para saber si tu coche posee cristales atérmicos puedes comprobarlo en el manual de tu coche o bien hacer una sencilla prueba: acércate a por lo menos un centímetro de tu parabrisas y dirige tu mirada de forma oblicua hacia afuera fijándote bien en el cristal. Si notas una coloración ligeramente azulada o violácea en medio de las capas del parabrisas o en los bordes del mismo, puedes estar seguro de que tiene regulación de temperatura.

Los cristales atérmicos no son iguales a las lunas tintadas u oscurecidas. Sí, pueden tener características similares en cuanto apariencia, pero los cristales tintados solo oscurecen la pantalla para evitar que la luz solar nos deslumbre pero no tienen las propiedades de regulación térmica que hemos venido comentando.

¿Cómo funcionan los cristales atérmicos y que ventajas proporcionan?

Ya realizamos una introducción acerca del funcionamiento de los cristales atérmicos y su importancia en la regulación de la temperatura interna del coche.

Sin embargo, no es la única ventaja que pueden proveer, ya que un gran beneficio asociado a la presencia de lunas atérmicas es la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, lo cual es sumamente ventajoso para que tu vehículo cumpla con las normativas medioambientales. ¿Cómo? Sigue leyendo para enterarte.

Como ya se apuntó, los cristales atérmicos cumplen la tarea de disminuir el deslumbramiento causado por superficies reflectantes, rayos solares y luces en general. Para ello, se aplican óxidos metálicos en forma de laminado o coloración del cristal sin que esto afecte la visibilidad o transparencia del material.

Algunos de los elementos que sirven para cumplir con esta función son el cromo, cobalto o níquel. Elementos que tienen naturalmente una coloración azul o púrpura. A diferencia de los cristales tintados, los atérmicos no solo absorben las luces visibles por el ojo humano, sino también las invisibles que puede emitir el sol y que son las causantes de los aumentos bruscos de la temperatura.

Reducción de la contaminación

Pero ¡atención! Un gran beneficio que puedes obtener al optar por cristales atérmicos es la reducción del 1% de los gases de CO2 emitidos por tu coche.

Además de los elementos mencionados, los cristales atérmicos poseen micro-partículas de plata que ayudan a reflejar la luz del sol hacia el exterior, lo cual puede disminuir en un 50% el calor acumulado dentro del vehículo.

Con ello se logra que sea cada vez menor el tiempo que se necesite mantener encendido el climatizador o aire acondicionado, y como consecuencia se reduzcan las emisiones de CO2 del motor. ¿Maravilloso no?

Una desventaja de los cristales atérmicos

Una desventaja de los cristales atérmicos

No todo es color de rosa. Existe una gran desventaja de este tipo de lunas, y es que generan interferencias en la señal del GPS y en los dispositivos de telepeaje.

Esto se debe a que las partículas de plata disminuyen la capacidad de captar la señal de estos dispositivos. La solución que han hallado los fabricantes de cristalería para coches es dejar una especie de “ventana” o espacio libre del material de plata para que cerca de allí se instale el GPS y no sufra tanta interferencia.

El espacio que se destina para esta ventana suele ser cercano al retrovisor del lado del conductor.

Si esta información te ha ayudado de alguna forma, te invitamos a compartirlo a tus amigos y compañeros de carretera. También puedes consultar otros artículos sobre parasoles inteligentes que pueden guiarte en tu decisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here