pegatina dgt obligatoria

La Dirección General de Tráfico (DGT) creó un sistema de identificación del impacto ambiental de cada coche circulante, y en Escape y Bujía queremos contarte todo sobre las etiquetas medioambientales de la DGT y cómo funcionan.

Afortunadamente, cada vez son más los gobiernos de países, organizaciones y personas que han tomado conciencia sobre el impacto que tienen nuestras actividades del día a día sobre el entorno y la naturaleza. A estas alturas de la vida sabemos, o por lo menos hemos intentado saber, que es necesario aplicar medidas para proteger el ambiente.

Precisamente, en ésta tónica la DGT toma la decisión de llevar a cabo esta campaña con distintivos medioambientales.

La DGT y sus aportes en el ámbito de la concienciación ambiental

Antes de comenzar y para aclarar cualquier duda, debes saber que la Dirección General de Tráfico o DGT por sus siglas, es un organismo del Ministerio del Interior del Gobierno Español, que tiene carácter autónomo. Sus funciones están ligadas a la materia de política y regulación de vías, vigilancia y control del tráfico, así como todo tipo de trámites de circulación.

Cumpliendo con sus funciones y generando concienciación respecto a los problemas ambientales, la DGT ha realizado diversas campañas para educar a los usuarios de automóviles que pueden consultarse en la página web de la institución.

No solo eso, sino que ha impulsado desde el Estado la transformación de las prácticas viales en pro del medio ambiente tomando decisiones que propicien las políticas públicas de tránsito con trasfondo ecológico. Entre esas ideas novedosas, la más reciente y sin duda que marcará un antes y un después, es la de la implementación de las etiquetas medioambientales. 

El trámite de los distintivos medioambientales tienen su origen en el “Plan Nacional de Calidad del aire y protección de la atmósfera 203-2016”, el cual tiene como premisa que las partículas contaminantes de dióxido de nitrógeno contenido en el aire se reduzcan.

etiqueta medioambiental

Qué son y para qué sirven las etiquetas medioambientales que otorga la DGT

Cuando hablamos de las etiquetas medioambientales de la DGT, se trata de una clasificación sugerida por el organismo rector de tránsito español para categorizar a los vehículos en un rango de mayor o menor contaminación emitida. El objetivo de este sistema es generar discriminación positiva para reforzar el uso de automóviles que sean más amigables con el medioambiente.

Los automóviles que posean características favorables para la mejora de la calidad del aire y el medio ambiente, y por tanto, un distintivo ambiental, tendrán la oportunidad, por ejemplo, de utilizar vías reservadas como la del carril bus-VAO.

También los beneficiarios del distintivo del DGT, en el caso de Madrid, por ejemplo, podrán contar con zonas de estacionamiento regulado exclusivamente para coches con cero emisiones.

Cuáles son las etiquetas ambientales otorgadas por la DGT

Las etiquetas ambientales de la DGT ya están funcionando en algunas ciudades y buscan prohibir, a largo plazo, la circulación de los vehículos que no posean este distintivo clasificatorio. Pero, existen aún muchas preguntas comunes sobre la utilización y disposición del pegante en los automóviles y cómo saber cuál corresponde a cada caso.

Lo primero que debes saber es que la utilización del distintivo ambiental de la DGT es totalmente voluntario, es decir que puedes elegir no usarlo. Sin embargo, existen ordenanzas que regulan la circulación y el tránsito en caso de que no lo poseas.

La intención del distintivo es identificar a los vehículos con mayor o menor emisión de elementos contaminantes. Sin embargo, legalmente poseer esta etiqueta tampoco ofrece ninguna ventaja especial. Así que, no te asustes si no lo llevas.

Otra cosa que debes saber es que el distintivo ambiental de la DGT es exclusivo para España. Si vas a circular con tu automóvil a otro país debes informarte de las leyes ambientales de tránsito y, si es necesario, que uses otro tipo de identificador.

¿Quién puede y cómo se puede acceder a las etiquetas ambientales de la DGT?

Cualquier persona puede realizar este trámite y solicitar la etiqueta ambiental correspondiente para su vehículo.

Para conseguir la pegatina debes realizar un registro a través de la página web de la DGT que te permitirá evaluar si tu vehículo es candidato para la obtención del etiquetado.

Una vez realizado este paso, podrás comprar el distintivo correspondiente a través de la Oficina de Correos, la red de talleres de la Confederación Española de Talleres (CETRAA)  y otros espacios autorizados. Te invitamos a conocer las preguntas más frecuentes en torno a las etiquetas ambientales. 

El coste de las etiquetas es de 5 euros, que pueden variar según las particularidades de cada caso.

Clasificación de las etiquetas ambientales de la DGT

Antes de nada, es importante recalcar que los únicos tipos de coches que no requieren de etiqueta de la DGT son los que trabajan para el sector turismo y las furgonetas ligeras matriculadas previo al 2001. Tampoco son candidatos los vehículos pesados de más de 8 plazas sean de diésel o de gasolina, que hayan sido matriculados anteriormente al 2005.

Descartando estas excepciones, todos automóviles incluyendo dueños de motocicletas, ciclomotores, triciclos y cuadriciclos deben registrar su medio de transporte en la clasificación de distintivos medioambientales de la DGT.  Los tipos de etiquetas que pueden obtenerse son:

Etiqueta Medioambiental Azul: Cero emisiones

Vehículos más amigables con el ambiente que no contaminan y son eficientes. Entran en esta categoría los automóviles eléctricos, sean de baterías o de autonomía extendida, así como híbridos recargables.

Etiqueta Verde o Etiqueta Eco:

En este escalafón de eficiencia ecológica se ubican coches que usan gas o son híbridos. Califican para la etiqueta verde los vehículos eléctricos con autonomía menor a 40 kilómetros e híbridos no enchufables.

Etiqueta C, Verde:

Los vehículos que no clasifican para una etiqueta ECO por sus características, pueden obtener un distintivo verde de menor escala o tipo C. Este se dirige a automóviles de combustión interna que pueden cumplir con las emisiones EURO.

Dentro de este grupo califican también los turismos y furgonetas ligeras de gasolina a partir del mes de enero de 2006, y los de diésel matriculados desde 2015. Asimismo, los vehículos pesados con más de 8 plazas que usen diésel o gasolina que fueran registrados desde 2014 en adelante.

Etiqueta B, Amarilla:

La última etiqueta otorgada por la DGT en términos medioambientales corresponde a coches con combustión interna que no cumplen el mínimo de emisiones EURO. Entran aquí los tipos de vehículos mencionados anteriormente con fechas anteriores a 2001 en el caso de las furgonetas ligeras y turismos impulsados por gasolina, y previos a 2006 en el caso de los que utilizasen diésel.

Aquellos automóviles que tras su diagnóstico se llegase a la conclusión que emiten más de 50% de contaminación, no tendrán derecho al etiquetado ambiental.

distintivo ambiental correos

Cuando obtengas tu etiqueta ambiental de la DGT, colócala en un lugar visible, preferiblemente en la esquina inferior derecha de tu parabrisas. De esta forma, cualquier funcionario que la vea estará informado del tipo de coche que posees.

Si tienes más dudas sobre este tema, te invitamos a consultar directamente en los entes oficiales la información que requieras. Esperamos haberte ayudado y animarte a que realices este trámite. Nos gustaría saber, según lo que te hemos dicho, ¿crees que esta clasificación es funcional?

Comparte tu opinión con nosotros en comentarios y no olvides compartir este artículo con aquellos que necesitan esta información en redes sociales. Si quieres conocer más sobre el DGT, te invitamos a revisar el post sobre la app MiDGT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here