junta de culata rota

Muchos conductores no le dan importancia a los términos que se utilizan para identificar las partes de su vehículo, tal vez porque desconocen en algunos casos la terminología o simplemente solo les importa conducir su coche y que este funcione cuando lo necesiten. Aquí entran elementos tan importantes y desconocidos como la junta de la culata, pero, ¿sabes realmente lo que es?

Conducir un coche no solo es importante, sino también saber cuáles son las partes que lo conforman, esto te permitirá poder resolver cualquier problema.  Por tal motivo, a continuación te indicaremos qué es la junta de la culata, para qué sirve y también por qué muchas veces resulta un problema o avería de gran magnitud.

¡Comezamos!

¿Qué es la junta de culata?

En términos automovilísticos, la junta de culata es una pieza en forma de lámina flexible, pero a la vez dura y definida. No se dobla, ni deforma, es elástica y duradera. Además, está hecha por dos láminas de cobre y una capa de amianto.

Tiene como función mantener separadas pero a su vez unidas la culata con el bloque del motor y todos las demás piezas que lo integran. No obstante, lo más importante es que esta pieza evita la mezcla del aceite con el motor en el proceso de combustión del vehículo.

La junta de culata está en el medio del bloque del motor. No obstante, la culata se encuentra ubicada justo dentro del motor, acompañada de varias piezas necesarias para su funcionamiento y, asimismo, de oquedades que accionan la cámara de combustión y el paso de los circuitos de refrigeración.

Tipos de junta de culata

Existen cinco tipos de juntas de culata en distintos materiales,  los cuales se citan a continuación:

  • Material de acero solo y acero con canales.
  • Material de cobre,  aluminio ambas en una sola.
  • De resinas cubiertas con unas chapas de estructura metálica.
  • De acero de carbono, en juegos de dos hojas delgadas y finas.
  • Materiales  prensados y blandos, mezcla de cobre, hierro con amato combinado.
junta culata coche

Para utilizar un determinado material se deberán considerar algunos factores. Debido a que el material se selecciona según lo que necesite la junta de culatapara su ajuste. Estos factores son:

  • Material de elaboración, por la cantidad de capas. Además de ellas depende el espesor.
  • La relación que exista con la conexión del motor.
  • El tipo de bloques que posea el cilindro.
  • El estado de dureza en el que se encuentre la culata.

¿Cómo saber cuando la culata está rota?

Un conductor debe estar muy atento la hora de que su coche este presentando fallos en la junta de culata, porque esta puede llegar a ocasionar daños graves al motor de tu vehículo.

El fallo lo podemos detectar cuando se ven restos de agua en el aceite del motor, esto puede ser producido por alguna fuga. Adicionalmente, empieza a salir un poco de humo de color blanco a través del tubo de escape de su coche.

Por otro lado,  la refrigeración aumenta de manera considerable dentro del coche y el motor empieza a recalentarse muy frecuentemente, ocasionando que el coche se apague.

culata de un coche

De igual forma,  entre los daños se pueden encontrar la pérdida de rendimiento y altas presión en las temperaturas. Adicionalmente, a los conductores se les pueden presentar fallas en el volante mediante temblores.

Causas de una avería en la junta de culata

Cabe destacar que cuando la junta de culata se rompe o deteriora se convierte en una avería grave para tu vehículo, porque es una pieza clave y fundamental para que el motor de tu coche haga el trabajo correctamente.

Por lo general, las juntas de culata no sufren daños o averías frecuentes. Comúnmente, presentan fallos cuando están vencidas y necesitan ser remplazadas. Por otro lado, su deterioro suele producirse por elevadas temperaturas que presenta el coche, estando estas por encima de los valores establecidos.

No obstante, una de las causas pertinentes de dicho problema se debe al descuido que tienen los conductores al momento de echarle agua al coche o al motor. Por tal razón, se produce el recalentamiento.

También es importante que no haya pérdidas del refrigerante y exista buen fluido del mismo. Porque debe tener la cantidad necesaria para que trabaje correctamente y no haya deformaciones en la culata.

Otra causa de avería en la junta de culata es que no esté trabajando correctamente una de las bombas o que los radiadores estén dañados.

Adicionalmente, es importante tener cuidado de ajustar correctamente la culata, pues esta  es otra causa de una posible avería en la junta de culata. Además, la misma debe quedar perfectamente adherida y encajada a la pieza correspondiente, para que de esta forma no se corra el riesgo de solturas o daños al coche.

Recomendaciones para la culata

  • Siempre tener la precaución al momento de echarle agua al motor.
  • Hacer mantenimiento frecuente a la mecánica del coche.
  • Ser un conductor responsable del mantenimiento de su coche.
  • En caso de que se presente el fallo mientras el coche está andando, es recomendable estacionarlo y buscar ayuda.
  • Evitar que la vida de la culata llegue al último día pues, de ser así, la reparación o reemplazo saldría muy costoso.
  • Si tienes sospechas de fallos en la junta de la culata, no dudes en ir al mecánico.

Dato curioso

A pesar de que la culata es una pieza que se considera complicada al momento de cambiarla o arreglarla, puede resultar bastante sencillo. Por ello, si eres amante de la mecánica, teniendo mucha paciencia, puedes repararla.

Sin duda, la junta de culata es una de las piezas más importantes que posee el motor. Por tal motivo, es importante tener las precauciones necesarias para poder resolver ese problema en caso de que se presente.

junta culata motor

Esperamos que todos estos consejos hayan sido de su utilidad. No olvides que una prevención a tiempo puede evitar daños mayores. Comparte este artículo de Escape y Bujía a través de las redes sociales para ayudar a otros conductores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here