averia coche no arranca

El motor de arranque es el encargado de hacer arrancar al vehículo. Este es el que da los primeros giros del cigüeñal, hace que los pistones se muevan e inicia el proceso de admisión, compresión, explosión y escape. Así el motor arranca. Pero, si hay averías en el motor de arranque, esto no ocurre.

Aprende cuáles son las principales averías en el motor de arranque y cómo resolverlas. Porque, aunque es una parte que pocas veces se daña, puede ocurrir por falta de mantenimiento, desgaste y uso.

Las 2 Principales averías en el motor de arranque.

Solenoide dañado

El solenoide es el interruptor que provee energía desde la batería hasta el arrancador. Es lo que hace girar el motor y arrancar el coche. 

Para saber si esta parte está dañada y provocando averías en el motor de arranque, sigue estos pasos:

Primero, busca el motor de arranque debajo del vehículo. Para ello, busca el arrancador en la caja de la transmisión o la campana en la mitad inferior del motor. El arrancador tiene ocho pulgadas de largo y parece un tubo. El solenoide está al lado del motor de arranque. Tiene dos cables conectados a él.

Busca esos dos cables. Uno de ellos debe ser desde el arrancador hasta el motor. Ese cable se conecta a la cerradura de contacto para crear la ignición. El otro cable va al motor de arranque.

Pon la hoja metálica de un destornillador aislado entre ambos contactos metálicos. Evitando que el solenoide haga conexión directa entre el motor de arranque y el contacto.

Otra persona, debe encender la ignición con la llave. Toma en cuenta que, el motor no arrancará porque estás evitando el contacto. La idea es escuchar el motor de arranque. Si hay un zumbido constante, el solenoide está defectuoso. Si se escucha entrecortado o no arranca, el motor de arranque está defectuoso.

Fallo en el motor de arranque

Fallo en el motor de arranque

Ocurre cuando metemos la llave en el contacto y hace “clack”, pero no enciende. En caso de que esto puede deberse a una de las averías en el motor de arranque, hay que encender los faros para verificar que el problema no sea una batería descargada. También puede tratarse de que las conexiones de la batería estén sucias, flojas o en mal estado.

Si se comprueba y la luz enciende, entonces puede deberse a una baja carga en la batería o motor de arranque defectuoso.

En caso de que el motor de arranque no gire, pero la luz de los faros sea intensa, puede que se trate de una de las averías en el motor de arranque debidas a conexiones del circuito de arranque en mal estado. Puede ser que el propio motor de arranque esté defectuoso. Si es un coche automático, comprueba la posición de la palanca.

En el caso de que sí que gire, pero no quede engranado. Comprueba que los bornes de la batería o el fleje de masa del motor no estén sucios, corroídos o sueltos. Pueden haber averías en el motor de arranque o solenoide. También a un piñón del motor de arranque sucio.

Otros fallos pueden presentarse en el electromotor. Puede tratarse de un problema eléctrico. Otra opción es que el problema esté en el sistema de piñón de engranaje con rueda libre, que estén dañados.

¿Qué es el motor de arranque?

El motor de arranque se encarga de transformar la energía eléctrica administrada por la batería del coche en energía cinética. Por eso, al girar la llave, el propulsor de combustión interna funciona por sí solo hasta que se apaga.

Partes de un motor de arranque

Tiene el motor de encendido, batería y cableado. Como cualquier motor eléctrico, tiene en su interior un rotor, escobillas, impulsor, bobinas inductoras, solenoide y una horquilla. Dentro de una carcasa anclada al motor.

Bobinas inductoras

Se trata de un componente pasivo de un circuito eléctrico. Se forma de un alambre arrollado con forma de hélice. Almacena energía en un campo magnético, mediante un fenómeno llamado inducción.

Rotor o inducido

Esta parte transforma la energía eléctrica en la bobina en energía mecánica. Lo logra con la inducción electromagnética. Tiene un tambor, bobinado y colector.

Escobillas de carbón y grafito

Se conforman por una pasta de carbón y grafito. Estos emiten energía eléctrica al inducido. Tienen muelles que empujan para que se haga contacto con el colector. Así crean la corriente eléctrica.

Impulsor, piñón de ataque

La parte que transmite la fuerza de giro y revoluciones del rotor al motor térmico.

Solenoide o relé

También se le conoce como contactor automático o relé. Es lo que conecta el piñón del motor de arranque al volante, con la horquilla. Se encarga de activar los bornes de contacto cerrando el circuito eléctrico.

Horquilla, unión de solenoide y ranurado

Esta parte funciona al desplazar el impulsor a la rueda dentada en el volante.  Casi siempre está hecha de plástico y une el solenoide con un ranurado, donde queda fijo por un muelle de retorno.

Carcasa, almacena los componentes

Es el cierre del circuito magnético del inductor. El material del que está hecho casi siempre es hierro y almacena los demás componentes. Se puede encontrar junto a la caja de cambios, unida con tornillos.

¿Cómo limpiar el motor de arranque para hacerle mantenimiento?

Partes de un motor de arranque

Casi siempre que hay averías en el motor de arranque de un vehículo, las causas vienen de suciedad en el interior o desgaste de las escobillas. Para evitar fallos hazle mantenimiento. Recuerda desconectar la batería antes de realizar cualquier trabajo en la zona, para evitar quemarte o sufrir una descarga eléctrica.

Para limpiarlo, usa una brocha empapada en gasolina, así eliminas la carbonilla y el sucio se despega con mayor facilidad. Recuerda secar con cuidado cada pieza antes de volver a colocarla. Lo recomendable es limpiar con cuidado con un trapo de algodón limpio.

Pasa un cepillo para metales por cada parte metálica. Posiblemente, veas restos de óxido en los bornes del motor de arranque.  Puedes usar numerosos productos en spray para lubricar  los elementos que componen el motor de arranque.

Aprovecha el momento para lubricarlos y asegurar un funcionamiento más eficiente.

Es recomendable que, en caso de no conseguir encontrar el fallo o repararlo tú mismo, acudas a un taller mecánico de confianza que pueda apoyarte. Quizá el fallo no es tan grave como piensas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here