coches para autonomos

¿Te gustaría conocer las características de un coche autónomo? En Escape y Bujía te daremos toda la información que necesitas saber sobre el coche autónomo, su correcto significado, características más resaltantes, sus ventajas y desventajas. El avance tecnológico cada día sorprende más a la población; aunque hay personas que no están convencidas con el coche autónomo.

En la actualidad hay muchos puristas de la conducción que tienen discusiones complejas con personas que prefieren los coches automáticos. Son debates que pueden ser fácilmente comparados con disputas entre dos partidos políticos. Cada uno de los lados tiene sus puntos y muchas veces no llegan a un acuerdo o lugar común.

No obstante, parece que lo han encontrado. Varias personas amantes de los coches han argumentado que un coche autónomo no es verdadera conducción. Básicamente, según comentan, es solo un medio de transporte y no “tu coche”; no tienen personalidad.

Por supuesto que están los defensores que argumentan que los avances tecnológicos en la industria del motor deben suceder para actualizarse y adaptarse a las nuevas épocas.

Muchos de estos pensamientos radicales o puristas provienen por el desconocimiento de lo que verdaderamente es un coche autónomo; es por esto que hoy te sacaremos de cualquier duda explicándote con precisión su concepto.

coche autonomo google

¿Qué es un coche autónomo?

Tal como su nombre lo indica, un coche autónomo es un vehículo que tiene integrado diversos sistemas informáticos y sensores, así como procesadores y de más; que permiten que un coche pueda desplazarse por una carretera sin necesidad de un conductor.

A pesar de que en teoría un coche autónomo es completamente independiente, hay distintos tipos y todavía sigue siendo una tecnología que está en vías de desarrollo; a pesar de que ya han salido algunos modelos que poseen cierta autonomía. 

Están completamente capacitados para identificar adecuadamente en entorno a su alrededor, de modo que pueden analizar y aplicar acciones de conducción de acuerdo al destino señalado. En teoría los conductores no tienen necesidad de involucrarse en la conducción.

El coche autónomo posee varias tecnologías que debemos señalar, entre ellas están: las cámaras, que permiten una visión digital del entorno; GPS o sistemas de posicionamiento global, radares, láseres y el llamado sistema LIDAR.

Todo esto permite que el coche pueda leer correctamente toda la información que entre en sus sistemas; logrando así interpretar y realizar tareas de acuerdo a las normas de tránsito, obstáculos en el camino, rutas más adecuadas para llegar al destino, etc.

Destacamos un sistema increíblemente útil llamado reproducción cartográfica pues es lo que permite que el coche autónomo pueda crecer y evolucionar a través de la información obtenida de otros coches; la IA del mismo procesa esto en su software y lo almacena.

¿Cuáles son los tipos de conducción del coche autónomo?

Como te dijimos al principio, hay varios niveles o tipos en el coche autónomo donde más alto sea el número, mayor será la autonomía. Esto quiere decir que el nivel 0 es cuando la persona tiene completo control del vehículo, sus cambios, velocidad, acciones, entre otros; es decir, una conducción normal y no autónoma.

En el nivel 1 sólo los controles tendrán una función automática; el conductor todavía tiene el control del vehículo pero ciertas funciones como el freno de emergencia o el control de estabilidad serán completamente autónomas.

Estos sistemas son útiles en casos de accidentes o situaciones en los que necesitamos de una respuesta más rápida de la que uno puede dar.  Cabe destacar que para el nivel 1 se necesita que solo una de estas funciones sean autónomas.

Por otro lado, el nivel 2 ya tiene más funciones autónomas e involucra a la conducción; es decir, se tiene al menos 2 sistemas que trabajan automáticamente, que pueden llegar a ser el mismo control de velocidad y el freno de emergencia.

Para el nivel 3 ya empezaríamos a hablar de un coche autónomo pues se trata de un vehículo que posee varios sistemas automáticos incluidos la conducción; no obstante, llegarán momentos y situaciones especiales donde se necesite la ayuda del humano para poder resolverlas.

El nivel 4 es un coche autónomo por completo. Aquí lo único que tiene que hacer el conductor es indicar el destino y disfrutar del viaje; todo el proceso de conducción y toma de decisiones lo realizará el propio vehículo con ayuda de sus múltiples sensores y sistemas tecnológicos de recopilación y análisis de información.

Debes saber que en la actualidad no existen coches autónomos del nivel 4; es decir, hay prototipos pero aún falta revisar cuestiones de seguridad y otros elementos. Sin embargo, sí hay vehículos que poseen cierto grado de autonomía que pertenecerían a los otros niveles antes comentados.

Ventajas de un coche autónomo

Una de las principales ventajas es sin duda la disminución de los accidente de tráfico. Estos coches autónomos están diseñados para evitar colisiones con otros y mantener una conducción estable y segura según los parámetros indicados por la ley. Esto quiere decir que el atasco o tráfico, desaparecerán parcial o completamente.

Recuerda que cada coche autónomo puede comunicarse y aprender del otro, entonces todos los que están en una carretera estarán coordinados entre sí; sabrán si algún vehículo tiene un problema o hay alguna construcción en marcha; lo que conllevará a tomar vías alternas o mantener una velocidad uniforme.

Por otro lado, ya no habrá preocupaciones al momento de aparcar pues el coche autónomo tendrá la capacidad de encontrar por sí mismo un puesto en el estacionamiento. Los viajes familiares también serán más amenos porque toda la familia puede compartir sin tener que estar pendientes del camino.

Cualquier situación que involucre conducir mientras se realiza otra acción ya no será un problema. La persona puede tranquilamente utilizar su smartphone, maquillarse, comer, entre otros.

automovil autonomo

Desventajas de un coche autónomo

Pero como todo en esta vida siempre habrá aspectos negativos que pueden hacer que no compremos un producto o servicio. Una de las claras desventajas es el precio. Estos coches completamente autónomos serán extremadamente caros.

Si un vehículo con cierto grado de autonomía posee actualmente un precio alto en el mercado, solo podemos llegar imaginar cuánto costaría uno del nivel 4; aunque queremos creer que con el pasar del tiempo estarán disponible para todos.

También cabe destacar que estos son sistemas informativos y tecnológicos; por lo tanto, son propensos a sufrir de fallos en el software o incluso cabe la posibilidad de que puedan ser afectados por virus virtuales.

Tampoco habría privacidad; recuerda que con los sistemas GPS siempre está la posibilidad de que un tercero pueda conocer tu ubicación.

¿Quisieras tener un coche autónomo? Respóndenos en la sección de comentarios y no olvides compartir este artículo en tus redes sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here